Sóller se encuentra a un par de millas hacia el interior desde su puerto, Puerto de Sóller. Ubicado en un exuberante valle de naranjos entre las montañas y el mar, el hermoso Sóller es popular entre los excursionistas que llegan en el antiguo tren de época desde Palma. Cuenta con una amplia variedad de alojamientos y restaurantes para todos los bolsillos y requisitos. El inconveniente (o ventaja) es el mismo que en el caso de Puerto de Sóller – cada día empieza con una cuesta arriba casi inmediata para salir del valle.

Un tranvía de época circula regularmente desde el pueblo hacia el puerto con unas vistas espectaculares (¡para aquellos que no tienen bicicleta!)