A lo largo de los años Fornalutx ha recibido varios premios distintos a la conservación y preservación – uno de ellos por ser el pueblo mejor conservado de toda España.

La historia de Fornalutx empieza hace 1000 años, cuando era una granja árabe. Tras la conquista catalana de la isla en el siglo 13, la población de la zona empezó a crecer. La iglesia, que se construyó en 1639, todavía sigue en pie a día de hoy.

El encanto de Fornalutx se debe a permanecer intacto e inalterado por el mundo moderno. Hay, sin embargo, una variedad de alojamientos razonable y suficientes restaurantes para satisfacer a los hambrientos.