En las estribaciones de la Sierra de Tramontana, a unos cuarenta minutos de Palma, se encuentra el apacible pueblo de Caimari.

Es el centro de producción de aceite de oliva en Mallorca y el campo circundante es el hogar de algunos de los olivos más viejos de la isla, algunos con más de mil años.
Caimari está situado a los pies del Col de Sa Batalla, y permite un excelente acceso a la Sierra de Tramontana. Girando a la derecha en la cima se llega a Lluc; girando a la izquierda se va hacia Sa Calobra, el Puig Mayor y más.