Alaró está situado en las laderas meridionales de la Sierra de Tramontana, a unos 30 Km al noroeste de la capital Palma, y del Aeropuerto Internacional de Son Sant Joan.

Una visita al Castillo de Alaró, situado en la cima de la montaña del mismo nombre, es obligada para cualquiera que visite la zona, ya que ofrece unas vistas panorámicas de la isla desde las bahías de Palma y Alcudia hasta la magnífica Sierra de Tramontana.

Poco ha cambiado en Alaró en los últimos 100 años. Si vas en busca de soledad escénica, Alaró puede ser la joya oculta que estás buscando.